AISLAMIENTO TÉRMICO BAJO CIMENTACIÓN.

Ya hemos comentado y mostrado en varias ocasiones el aislamiento bajo losa, ahora compartiremos otra solución distinta, pero no por ello peor.

Siempre estamos buscando disminuir lo más posible los puentes térmicos en un edificio y para ello, pensamos en un aislamiento continuo en toda la superficie en contacto con el exterior, ello incluye obviamente, como primer punto la cimentación.

Os estamos mostrando dos edificios distintos, pero ambos dentro de lo que denominamos NZEB o Edificios de Consumo Energético Casi Nulo.

En el primer caso planteamos la ejecución de la losa, la ejecución es más sencilla puesto que montamos el aislamiento en toda la superficie y después doblamos en el perímetro para continuar al resto del inmueble, buscando siempre separar la zona de la losa de superficie habitable (vivienda, zonas de trabajo,…) de la que no lo es (cochera, sala de calderas, cuartos anexos de aperos,…). Este método es más sencillo en ejecución, sin embargo, los m2 utilizados pueden ser mayores y por tanto, algunos técnicos prefieren el concepto tradicional de zapata aislada y corrida, para reducir los costes en materiales de cimentación.

Aprovechamos así, para mostraros una segundo opción; La cimentación de zapatas aisladas y corridas con muros de contención. Obviamente, la ejecución se ha tenido en cuenta de un modo distinto, pero ejecutable.  Sea cual sea la solución de diseño planteada podrán aplicarse criterios de mejora energética, en este caso, habrá que forrar toda la zapata, en todas sus  caras, rellenar de nuevo con el terreno y continuar con el aislamiento bajo la solera ( en este caso no existe el forjado sanitario).

La ejecución de esta opción requiere de una cuidada colocación del aislamiento, para forrar de manera continua, puesto que, debido al gran número de recortes en las placas la mayor complejidad reside en su colocación. Aquí os dejamos algunas fotos que ilustran el modo en que lo hemos realizado.

Como en ocasiones se plantean dudas a la hora de buscar un criterio u otro para la ejecución de proyectos, queremos compartir distintas experiencias para que pueda seguir de guía a otros.

Anuncios

SOLUCIONES PUENTES TÉRMICOS II- FACHADA LADRILLO CARA VISTA AUTOPORTANTE.

Fachada Roces77

Fachada Roces77

Hoy hablaremos de alguna de las soluciones que hemos aplicando en edificios para conseguir solucionar problemas en los aislamientos de cantos de forjado y pilares. Un quebradero de cabeza en el caso de edificios con fachadas de ladrillo caravista.

La fachada auto-portante de ladrillo caravista se caracteriza porque el principal elemento de sustentación lo constituye el propio muro de ladrillo. La solución constructiva consiste en separar la hoja exterior del cerramiento de la estructura del edificio, trasmitiendo el peso a la planta de arranque por compresión de la propia fábrica, y contribuyendo de esta forma a la resistencia frente a las acciones horizontales. Con esta disposición constructiva de la hoja exterior del cerramiento de fachada se consiguen tres objetivos fundamentales:

  1.  Utilizar el efecto beneficioso del peso de la fachada en el análisis frente a las acciones horizontales.
  2.  Mejorar el comportamiento higrotérmico del cerramiento, eliminando los puentes térmicos y los puntos de condensación.
  3. Eliminar el conflicto constructivo que supone el confinamiento de la fachada de ladrillo entre los elementos estructurales del edificio.

Queremos ilustrar una solución más que viable que permite ganar superficie al interior, llevar los aislamientos de forma continua por el trasdosado entre el cerramiento exterior de ladrillo cara vista y el cerramiento interior en este caso cerámico y eliminar los problemas de desprendimientos de piezas en cantos de forjado y dinteles de ventanas, que tan habituales vienen siendo.

Con esta solución eliminamos algunos de los problemas más comunes que han llevado a sustituir la fachada de ladrillo caravista por otros acabados como la fachada ventilada o el SATE (solución de aislamiento térmico por le exterior) que siendo soluciones excepcionales, no merman la importancia que el ladrillo caravista tiene en el sistema constructivo español.

calificación AAportamos de nuevo, alguna de las soluciones que permiten mejorar el comportamiento del edificio  para así conseguir una alta calificación energética, al mismo tiempo que vamos adaptando soluciones constructivas convencionales, introduciendo cambios que las hagan más eficientes.

SOLUCIONES CONSTRUCTIVAS: PUENTES TÉRMICOS I.

Roces77Conseguir una alta calificación en un edificio no es un tema sencillo. Veníamos acostumbrados a un diseño y ejecución que no contemplaba la eliminación de puentes térmicos como un objetivo específico, ha tenido que aparecer los objetivos de la UE para el año 2020, para que la edificación en España haya asumido este tipo de retos en alguno de sus proyectos.

Hemos titulado la entrada “puentes térmicos I” porque cada proyecto y cada encuentro tiene una solución diferente. Hoy os comentaremos algunas de las propuestas introducidas en el edificio de Roces 77, como ha sido el cambio del forjado de vigueta y bovedilla tradicional por un forjado de EPS, que además de resultar mucho más ligero permitiendo re-dimensionar  las cargas del edificio y  la estructura, también nos ayuda reducir (que no eliminar) los puentes térmicos.

A continuación, se puede observar como se comportaría el inmueble con dos soluciones propuestas  de forjado, sabemos que los puentes térmicos representan en este proyecto unas pérdidas por encuentros en el conjunto del edificio del  12,33%, buscar soluciones para minimizar estos puentes, nos acercará más a los objetivos de mejorar la calificación del inmueble.

El objetivo de Roces77 es conseguir una calificación energética A, con sistemas constructivos tradicionales en nuestro país y tratando siempre de actuar sobre la demanda, reduciéndola en la mayor medida posible, por lo que, los encuentros exterior-interior pasan a ser la prioridad de nuestro análisis y como reducir al máximo los puentes térmicos.

Así mismo, existe un reto muy importante; buscar soluciones habituales en el mercado que permitan mantener  los costes estimados inicialmente para el proyecto, en este caso, se trata de un edificio que compite en costes con la vivienda de protección oficial. Los proyectos en eficiencia energética creemos que deben ser VIABLES ECONÓMICAMENTE para que puedan ser replicables y sean asumidos por un mercado que empieza a resurgir.

RETO: EL MANTENIMIENTO DE EDIFICIOS.

IMG_20150504_094549Existe una tendencia generalizada a pensar que los inmuebles no es necesario mantenerlos. Interiormente se asume que un edificio debe permanecer inalterable con el tiempo, incluso debería superar de manera amplia la vida del propietario y además revalorizarse dejándolo en herencia a las siguientes generaciones. Claro contraste con el sector del automóvil en el que el vehículo se deprecia automáticamente en la compra, además conlleva unos mantenimientos anuales a base de mano de obra cualificada, que ningún usuario duda que deban llevarse a cabo en los plazos fijados por el fabricante.

patio de comunidadPensamos que los inmuebles deteriorados se producen porque no han sido ejecutados de un modo adecuado, pero muchos casos el deterioro se hace muy patente por la falta de mantenimiento y los malos usos por parte de los propietarios (quizás de modo inconsciente). Se suele tender a pensar que las zonas comunes no sufren con el paso del tiempo, que las salas de calderas han de durar eternamente, que los paneles solares no han de llevar mantenimiento, que las fachadas no han de ser revisadas cada cierto tiempo,… y claro, llega un momento que el edificio se transforma en un riesgo para sus usuarios.

instalación nzeb lavianaLos promotores saben que los inmuebles han de entregarse en unas condiciones óptimas, pero en casos se ven impotentes en la forma de regular el mantenimiento (sobre todo de instalaciones) del que se les hace directamente responsables. pudiendo llegar a existir un deterioro dentro de los plazos de garantía por mal uso.

He oído hablar en numerosas ocasiones de la necesidad de la entrega de un libro de mantenimiento del edificio, con planos de instalaciones, fechas para mantenimientos, recomendación de usos, pero si os soy sincera, nunca he visto a un propietario en posesión de tal apreciado libro, o lo ha perdido o nunca se lo han entregado. Además, se debiera exigir a las comunidades se hicieran revisiones periódicas, realizadas por personal cualificado que respondiera de forma vinculada, ya es sobradamente conocido el IEE (informe de evaluación del edificio), pero en muchas comunidades autónomas no es obligatorio y se realiza más como trámite a cumplir, que como hoja de ruta para la mejora y conservación del inmueble.

calderas gasoilEn el caso de edificios nZEB, el caso se agrava mucho más, puesto que cada elemento del edificio se ha  diseñado y ejecutado para que cumpla su función sobre todo en aspectos térmicos; no revisar instalaciones de forma periódica, no cambiar filtros, rozar paredes exteriores o cambiar el uso del edificio con respecto al original, pueden ocasionar patologías más graves que en un inmueble convencional. No es ni caro, ni difícil mantener este tipo de inmuebles, pero está claro que hay que revisar su correcto funcionamiento y  que ha de ser constante en el tiempo.

NZEB OVIEDO; CAMBIOS EN LA ENVOLVENTE PARA OPTIMIZAR EL COMPORTAMIENTO ENERGÉTICO.

En esta ocasión, mostramos un nuevo proyecto con patrones similares a los que ya hemos tratado con anterioridad. Se trata de un proyecto de vivienda unifamiliar encargado en al año 2011 y que fue retrasando a lo de estos años por distintos motivos, hasta que finalmente, los promotores optan por arrancar la construcción y se plantean buscar soluciones de alta eficiencia y compaginarlas con soluciones de domótica e inmótica para mejorar el confort interior y los consumos del inmueble, según se vaya avanzando en el mismo iremos desgranando las peculiaridades del mismo.

Se trata de un inmueble ubicado en las afueras de Oviedo, Asturias. Su superficie construida será de unos 400 m2, se ha optado por transformar el proyecto original, de modo que permita mantener los mismos espacios útiles interiores e incluso aumentarlos (a través del bajo cubierta), compatibilizándolo con un consumo energético mínimo y un excelente confort interior, por lo que la estructura, la envolvente, los huecos acristalados y los sistemas activos han sido modificados.

Las soluciones se que se han adoptado han sido valoradas a través de herramientas de diseño paramétrico y programas de simulación dinámica, incidiendo principalmente en los siguientes puntos:

  1. Condiciones bioclimáticas; el proyecto ya estaba ejecutado, por lo que no se han propuesto variantes a la orientación, ya en el proyecto original se había estudiado esta variable, por lo que al sur encontramos las zonas comunes de mayor uso, aunque si se ha trabajado, los huecos existentes en las caras este y oeste, para evitar sobrecalentamientos (en el caso del oeste) y se ha procedido a añadir elementos de sombra. Se retira parte de la cubierta original para permitír el acceso solar a la terraza de primera planta.
  2. Cambios en la cimentación y estructura; la estructura original partía de una cimentación de zapatas arriostradas, lo que dificultaba enormemente el aislamiento bajo losa,  para minimizar parte de los puentes térmicos se ha eliminado la estructura métalica inicial y se ha apostado por un sistema de muros de carga, que además abarata la estructura del inmueble.
  3. Cambios en el tratamiento de la envolvente; se han eliminado las grandes chimeneas del proyecto original para poder controlar la ventilación. El sistema de cerramientos y huecos acristalados también han sido replanteados y adecuados para evitar pérdidas energéticas no deseadas.
  4. Sistemas activos; se opta por un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de calor con un rendimiento superior al 90%, lo que permitirá controlar la calidad del aire interior, y supondrá unos ahorros importantes, al permitir un pre-calentamiento del aire que entra en la vivienda.

Tras simular cada una de las soluciones adoptadas en el diseño, se obtendrá un inmueble NZEB con una calificación energética A en sus tres variantes ( demanda de calefacción, emisiones de CO2 y consumos de energía final primaria).

AHORRO ENERGÉTICO EN EDIFICIOS DE BAJO CONSUMO.

En el edificio de Roces 77 nos han pedido los futuros propietarios y usuarios una estimación de los ahorros que les supondría invertir en una vivienda de bajo consumo (calificación energética A) con respecto a optar por otra vivienda ejecutada de un modo convencional basada en la legislación vigente.

calificación A

Es difícil, dar una cifra de ahorro que represente de forma objetiva los datos en obra nueva, puesto que los costes energéticos van a depender de la envolvente del edificio, de los sistemas de calefacción/refrigeración empleados, de la energía que se utilizará, pero también en gran medida del uso que los propietarios (la temperatura de confort para cada uno puede variar) van a realizar, y por tanto, la necesidad de mantener temperaturas más altas conllevará un mayor coste energético, también el tamaño de la vivienda influirá, no tiene el mismo consumo un piso de 105 m2 que uno de 60 m2.

Pero, como nosotros nos hemos propuesto seguir una guía para hacer más entendible el ahorro energético que supone un hogar de alta calificación energética, hemos utilizado como comparativa la propia certificación energética realizada con el programa CALENER VIP  que entendemos como programa oficial reconocido y comparar nuestro edificio con el de referencia, obteniendo los siguientes resultados; reducción del consumo en un 74,38 %.

Consumo Calefacción(Kwh/m2 año) Consumo ACS(Kwh/m2 año) Consumo Calefacción + ACS(Kwh/m2 año)
EDIFICIO ROCES 77 26,50 8,58 35,08
EDIF. REFERENCIA 120,00 16,90 136,90

Como conocemos la demanda, ahora tan solo tenemos que multiplicar los kw/m2 año por el precio (impuestos incluídos) del Kw de gas ciudad, que en este caso es la energía utilizada para calefactar el edificio y parte del agua caliente sanitaria y después multiplicar de nuevo el resultado por los m2 de superficie útil de cada vivienda. En el gráfico siguiente podemos ver que se alcanza un ahorro de una media de unos 550 euros al año para viviendas en torno a los 83 m2, más o menos,  los costes de comunidad mensual.

Comparativa de viviendas de un mismo bloque por calificación energética a través de calener vip

Comparativa de viviendas de un mismo bloque por calificación energética a través de calener vip

Para los que estáis pensando que para conseguir esto necesitamos hacer una inversión  inicial mayor y existirá, por tanto, unos plazos de amortización a descontar de ahorro efectivo, os digo que en este caso el coste de las viviendas es el mismo que el de cualquier otra edificación del barrio y estamos hablando de una zona donde se ha construido principalmente Vivienda Protegida, por lo que el ahorro es inmediato desde el momento que comenzamos ha hacer uso de la vivienda. Ahora la pregunta es ¿ por qué no se ha extendido más la demanda de vivienda de alta calificación energética? por costes vemos que no es.

Comportamiento del edificio a lo largo de los próximos 10 años, suponiendo subidas del coste de la energía del 1,5 % anual.

Comportamiento del edificio a lo largo de los próximos 10 años, suponiendo subidas del coste de la energía del 1,5 % anual.

Y como dato final, aplicar estos cálculos en un periodo de tiempo mayor, por ejemplo a 10 años, supongamos que la energía sube a una media del 1,5% al año durante este periodo, lo que estamos haciendo es protegernos frente a subidas no controladas, de tal modo, que cuanto más suba el precio mayor es el ahorro anual que estamos obteniendo. Si nos fijamos la pendiente de la linea ahorro es más pronunciada, cuanto mayor sea la subida de la energía, lo que indica que consumos altos son más afectados por las variaciones del precio de la energía.

 

SOLERAS PARA SUELO RADIANTE.

Cada proyecto necesita una solución concreta y no podemos generalizar, pero en el caso de las soleras es un factor muy importante a la hora de decidirnos por un suelo radiante, o como he oido en varias ocasiones, una climatización invisible (en el caso de que también funcione con frío).

Hoy propongo nuestra pequeña aportación en estas líneas, no todas las soleras se comportan del mismo modo, y no debería tomarse a la ligera esta decisión, puesto que al final redunda en un gasto constante en el mantenimiento energético de la climatización. Las soleras que se colocan para proteger el suelo radiante no deben tener una gran inercia térmica, no siempre ganar inercia es la solución óptima. Los suelos radiantes transmiten (por agua)  el calor a baja temperatura y el arranque inicial, (superar esa inercia) supone una puesta en marcha de varias horas, de hecho se recomienda encender la calefacción unos días antes en otoño de que comience realmente el frío.

Necesitamos que el calor del suelo se transmita rápidamente a la estancia, al utilizar la anhidrita dentro de las soleras, nos permite llegar a un alto nivel de confort más rápido, las soleras fluidas permiten  al extenderse de forma muy compacta y eliminamos cualquier tipo de bolsas de aire, manteniendo la misma cantidad de calor a lo largo de toda la superficie. Sin embargo, la utilización de estas soleras debe llevar la información, que los periodos de secado son mucho más largos, es importante informar de este dato, porque dependiendo del material que vaya a ser colocado encima, pueden tener tiempos de espera excesivamente largos.

Los materiales a utilizar en el revestimiento final también condicionaran el comportamiento del suelo; todo aquello que genere cámaras de aire o tenga incorporado aislamientos será perjudicial para la transmisión de calor, los materiales que se contraigan y se dilaten como la madera y con baja transmitancia tendrá envejecimientos prematuros y mayores costes de mantenimiento energético.

Los sistemas que funcionan a baja temperatura son mucho más eficientes desde el punto de vista energético, pero requieren de una constancia en su funcionamiento, tenemos que educar en el uso eficiente de los mismos, no podemos quitar la calefacción cuando vamos a trabajar e intentar caldear el ambiente a partir de nuestra llegada. Es necesario mantener una temperatura constante por ejemplo, de 18 grados y subirla a 20 ó 21 grados cuando llegamos.