AISLAMIENTO DE CUBIERTA PARA UN CASO EN REHABILITACIÓN ENERGÉTICA.

Siguiendo con la línea de haceros partícipes de las distintas soluciones alcanzadas en nuestros proyectos, esta semana me propongo mostraros como hemos ejecutado el aislamiento de una cubierta invertida de tal modo, que nos permita seguir con el aislamiento de fachadas de forma continua.

La cubierta será accesible pero no transitable,  la propiedad necesitaba poder realizar un mantenimiento periódico de canalones y bajantes. La vivienda se encuentra en una zona con mucha arboleda y las bajantes de cubierta son ocultas y se desarrollan el interior de la vivienda, por lo que se hace necesario una limpieza periódica para evitar atascos  y posibles obturaciones con hojas y ramaje sobre todo en los otoños.

En este caso se ha realizado una doble capa transcuarteada de XPS que continúa en los petos de cubierta para dar continuidad a la envolvente que será un SATE en fachada, posteriormente se ha dado una capa de mortero armado para formación de pendientes, una capa de imprimación y una doble lámina colocada al trancuarteo; primero lámina bituminosa armada con fibra de vidrio adherida y una segunda con poliester y vidrio acabado mineral. El principal problema que nos hemos encontrado ha sido el de soldar la tela asfáltica, porque debíamos tener mucho cuidado en la ejecución para para no quemar los aislamientos.

La recogida de aguas pluviales se realiza en un pesebrón central como se ve en las fotos, que tendrá un acabado de zinc en todo su desarrollo con canalones ocultos, que  las conducirán a un depósito enterrado de 4.000 litros  para el aprovechamiento del agua de lluvia en el riego de la parcela y el lavado de vehículos.