NZEB OVIEDO; CAMBIOS EN LA ENVOLVENTE PARA OPTIMIZAR EL COMPORTAMIENTO ENERGÉTICO.

En esta ocasión, mostramos un nuevo proyecto con patrones similares a los que ya hemos tratado con anterioridad. Se trata de un proyecto de vivienda unifamiliar encargado en al año 2011 y que fue retrasando a lo de estos años por distintos motivos, hasta que finalmente, los promotores optan por arrancar la construcción y se plantean buscar soluciones de alta eficiencia y compaginarlas con soluciones de domótica e inmótica para mejorar el confort interior y los consumos del inmueble, según se vaya avanzando en el mismo iremos desgranando las peculiaridades del mismo.

Se trata de un inmueble ubicado en las afueras de Oviedo, Asturias. Su superficie construida será de unos 400 m2, se ha optado por transformar el proyecto original, de modo que permita mantener los mismos espacios útiles interiores e incluso aumentarlos (a través del bajo cubierta), compatibilizándolo con un consumo energético mínimo y un excelente confort interior, por lo que la estructura, la envolvente, los huecos acristalados y los sistemas activos han sido modificados.

Las soluciones se que se han adoptado han sido valoradas a través de herramientas de diseño paramétrico y programas de simulación dinámica, incidiendo principalmente en los siguientes puntos:

  1. Condiciones bioclimáticas; el proyecto ya estaba ejecutado, por lo que no se han propuesto variantes a la orientación, ya en el proyecto original se había estudiado esta variable, por lo que al sur encontramos las zonas comunes de mayor uso, aunque si se ha trabajado, los huecos existentes en las caras este y oeste, para evitar sobrecalentamientos (en el caso del oeste) y se ha procedido a añadir elementos de sombra. Se retira parte de la cubierta original para permitír el acceso solar a la terraza de primera planta.
  2. Cambios en la cimentación y estructura; la estructura original partía de una cimentación de zapatas arriostradas, lo que dificultaba enormemente el aislamiento bajo losa,  para minimizar parte de los puentes térmicos se ha eliminado la estructura métalica inicial y se ha apostado por un sistema de muros de carga, que además abarata la estructura del inmueble.
  3. Cambios en el tratamiento de la envolvente; se han eliminado las grandes chimeneas del proyecto original para poder controlar la ventilación. El sistema de cerramientos y huecos acristalados también han sido replanteados y adecuados para evitar pérdidas energéticas no deseadas.
  4. Sistemas activos; se opta por un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de calor con un rendimiento superior al 90%, lo que permitirá controlar la calidad del aire interior, y supondrá unos ahorros importantes, al permitir un pre-calentamiento del aire que entra en la vivienda.

Tras simular cada una de las soluciones adoptadas en el diseño, se obtendrá un inmueble NZEB con una calificación energética A en sus tres variantes ( demanda de calefacción, emisiones de CO2 y consumos de energía final primaria).