El reto de la EJECUCIÓN en obra.

Proponemos una sencilla pregunta para reflexionar sobre la necesidad de buscar empresas con formación y especialización a la hora de la ejecución; ¿cómo de relevante puede llegar a ser la ejecución de los trabajos de construcción de cualquier edificio?

Cuando se piensa construir , lo primero que se hace es buscar un buen arquitecto que oriente al cliente, busque la mejor opción de espacios y prepare los condicionantes técnicos y de cumplimiento legal que han de regir la futura construcción. En este punto, casi todo el mundo está de acuerdo, los buenos técnicos son necesarios para iniciar con buen pie la construcción de cualquier edificio.

El principal problema llega en la segunda fase; “LA EJECUCIÓN”, una vez conseguidos los planos parece que ya todo está hecho, cualquiera puede ejecutar una obra. Muchos clientes subastan los servicios de construcción al mejor postor basándose únicamente en el precio, incluso se fraccionan los trabajos en la creencia que así el coste final sale mucho más económico. Al final, el resultado esperado siempre suele ser malo y se transmite la sensación que el mundo de la construcción está repleto de ineficiencias, tanto técnicas, como gestoras.

Un edificio es un todo interrelacionado; envolvente, distribución interior, instalación de agua, de calefacción, instalación eléctrica, cubiertas, terrazas, acústica, iluminación, accesibilidad,… cada elemento ocupa un espacio integrado dentro del edificio y la falta de control conlleva a patologías y deficiencias que se arrastran durante toda la vida del edificio más allá  de la hipoteca.

La gestión de la ejecución de obra es el pilar básico para la obtención de los niveles de confort y coste esperados. La decisión final sobre la ejecución condicionara todo el proyecto independientemente de que exista o no un gran diseño.

 

Anuncios

Puentes térmicos III; aprovechar una intervención en fachada para mejorar el comportamiento del edificio sin grandes costes añadidos.

Hoy vamos a bajar un poco al mundo de la reforma general, siempre estamos hablando de grandes aislamientos, superficies muy estancas, tratamientos especiales para edificios de bajo consumo, sellados,…

Vamos a hablar de un caso muy habitual en nuestras ciudades; despendimiento de plaquetas de fachada con peligro para los viandantes. Se trata de una reforma en fachada, la comunidad de propietarios  decide afrontar una intervención en la fachada para evitar más desprendimientos, eliminando toda la plaqueta de los cantos de forjado que no estaban  bien adheridos a la superficie. El edificio tiene 30 años y los cantos de forjado no estaban aislados, lo que produce unas pérdidas térmicas importantes por toda la superficie. Por temas económicos la comunidad de propietarios no  contempla ninguna otra mejora en la fachada, como podría ser sustituirla por un SATE o por una fachada ventilada.

¿Qué podemos hacer en estos casos?  Se ha sustituido el mortero convencional por un mortero térmico que gracias a su composición ayuda a reducir el puente térmico, a continuación se ha colocado una malla para evitar fisuras y por último se le proporcionó un acabado con mortero acrilico para darle transpirabilidad y una mayor vida útil.

El coste en el conjunto de la actuación no ha resultado disuasorio con respecto a una solución convencional, y ya que la mayoría de los propietarios fueron cerrando las terrazas, seguro que esta pequeña actuación ayuda a evitar pérdidas de energía por estos puntos.

AISLAMIENTO TÉRMICO BAJO CIMENTACIÓN.

Ya hemos comentado y mostrado en varias ocasiones el aislamiento bajo losa, ahora compartiremos otra solución distinta, pero no por ello peor.

Siempre estamos buscando disminuir lo más posible los puentes térmicos en un edificio y para ello, pensamos en un aislamiento continuo en toda la superficie en contacto con el exterior, ello incluye obviamente, como primer punto la cimentación.

Os estamos mostrando dos edificios distintos, pero ambos dentro de lo que denominamos NZEB o Edificios de Consumo Energético Casi Nulo.

En el primer caso planteamos la ejecución de la losa, la ejecución es más sencilla puesto que montamos el aislamiento en toda la superficie y después doblamos en el perímetro para continuar al resto del inmueble, buscando siempre separar la zona de la losa de superficie habitable (vivienda, zonas de trabajo,…) de la que no lo es (cochera, sala de calderas, cuartos anexos de aperos,…). Este método es más sencillo en ejecución, sin embargo, los m2 utilizados pueden ser mayores y por tanto, algunos técnicos prefieren el concepto tradicional de zapata aislada y corrida, para reducir los costes en materiales de cimentación.

Aprovechamos así, para mostraros una segundo opción; La cimentación de zapatas aisladas y corridas con muros de contención. Obviamente, la ejecución se ha tenido en cuenta de un modo distinto, pero ejecutable.  Sea cual sea la solución de diseño planteada podrán aplicarse criterios de mejora energética, en este caso, habrá que forrar toda la zapata, en todas sus  caras, rellenar de nuevo con el terreno y continuar con el aislamiento bajo la solera ( en este caso no existe el forjado sanitario).

La ejecución de esta opción requiere de una cuidada colocación del aislamiento, para forrar de manera continua, puesto que, debido al gran número de recortes en las placas la mayor complejidad reside en su colocación. Aquí os dejamos algunas fotos que ilustran el modo en que lo hemos realizado.

Como en ocasiones se plantean dudas a la hora de buscar un criterio u otro para la ejecución de proyectos, queremos compartir distintas experiencias para que pueda seguir de guía a otros.

CUBIERTAS DE MADERA: Control de infiltraciones de aire no deseado.

Uno de los mayores quebraderos de cabeza que estamos sufriendo en Eficiencia Energética para Edificación consiste en adecuar proyectos definidos de un modo tradicional a EECN . Proyectos que, posean una alta eficiencia energética, siempre controlando factores decisivos en el buen funcionamiento del edificios; puentes térmicos e infiltraciones, al mismo tiempo que los acabados finales y los diseños sean idénticos a los sistemas constructivos más tradicionales.

Un ejemplo de ello es la vivienda unifamiliar “Los Prietos”. ¿Como poder sellar una cubierta de madera que sale a un porche abierto y que ha sido diseñada con vigas de madera que continúan en el exterior?.  La solución más fácil sería intentar eliminar las vigas con una cubierta de madera auto-portante, pero…¿y si al promotor le gusta la cubierta tradicional?.

En este caso toda la estructura de la cubierta ha sido sellada, en cada  encuentro con el cerramiento, colocando una cinta pre-comprimida que sella las fugas entre el muro y la cubierta, puesto que una vez colocada se expande eliminando esos posibles infiltraciones no deseadas.

Para poder hacer un correcto seguimiento de la solución optamos por hacer un primer blower door test en fase de ejecución, para ver el comportamiento de esta solución; con un resultado n50 del test de 0,83. Pudimos comprobar que las mayores pérdidas, no eran por los encuentros entre cerramientos y cubierta, sino por los propios paneles tipo sandwich de madera (no en las juntas entre paneles, sino en el propio panel, según observamos en las imágenes.

Nos hemos permitido mostrar este ejemplo porque a veces damos por supuesto que elementos macizos como el panel no tendría porqué tener fugas, sin embargo, ha resultado ser uno de los puntos más débiles.

Compartimos nuestra experiencia no por mostrar un determinado resultado en diferentes pruebas, sino para ampliar información disponible a la hora de proyectar y ejecutar edificios cada vez más eficientes.

REGENERACIÓN URBANA; REHABILITACIÓN ENERGÉTICA DE EDIFICIOS DEGRADADOS.

De todos es sabido que el centro de las ciudades ofrece una excelente oportunidad para la regeneración urbana, puesto que las infraestructuras ya están creadas y los esfuerzos han de centrarse tan solo en adecuar los espacios libres y los edificios a las nuevas demandas de los usuarios.

El reto que nos ofrece la cuidad es conseguir devolver estos edificios (en muchas ocasiones en estado ruinoso) a una nueva vida útil que se adecue a los requisitos del Horizonte 20, pero manteniendo todo el encanto y la personalidad que les han dado los estilos arquitectónicos y los años.

Queremos presentar algunos de los edificios en los que hemos estado trabajando los últimos tiempos para demostrar que no hay proyecto de edificación que no pueda mejorarse desde el punto de vista energético.

La soluciones nunca son las mismas, cada proyecto es distinto; en orientaciones , distribuciones, sistemas constructivos y quien afirme que existe una solución mágica igual para todos los edificios estará faltando a la verdad. Obviamente, en todos los casos se analizan los mismos aspectos:

  1. Condiciones climáticas. Orientaciones del inmueble, ganancias y pérdidas por irradiación, posibilidades de protección.
  2. Estado actual del inmueble; que elementos están protegidos y han de permanecer aunque se rehabiliten, que partes han de ser rehabilitadas y cuales demolidas. Que uso le vamos a dar tras la rehabilitación. En estos casos son edificios adquiridos por empresas para transformarlos, adaptarlos y ponerlos a la venta con nuevas distribuciones interiores.
  3. Propuesta de soluciones en envolvente ; aislamientos por el interior o por el exterior, espesores de huecos opacos, carpinterías de fachadas con las mismas condiciones iniciales, tratamiento de espacios comunes,…
  4. Estudio de nuevos sistemas de climatización con equipos de alta eficiencia y utilización de energías renovables.
  5. Eliminación de barreras arquitectónicas; la mayoría de estos inmuebles no contaban con ascensor o tenían problemas de dimensiones en zonas de portal para acceder con silla de ruedas.
emisiones de CO2

comparativa emisiones CO2

Al final, estamos habilitando espacios más sostenibles y más saludables para garantizar el futuro de nuestras ciudades. A continuación, mostramos un ejemplo práctico de las emisiones de CO2 antes y después de la rehabilitación del edificio “Casa Alvarez Mendoza”  en Gijón.

 

LA COLABORACIÓN APORTARÁ MAYOR CONOCIMIENTO EN FORMACIÓN PARA LA EJECUCIÓN DE EECN.

Nos gusta mucho la participación y la colaboración en proyectos que aporten valor añadido a distintos agentes, y esto es lo que ha ocurrido con la vivienda unifamiliar NZEB Los Prietos, que ha arrancado en el mes de Abril en Asturias.

Distintos agentes nos hemos organizado para aprovechar un mismo proyecto (que ya iba a ser ejecutado) para promover la eficiencia energética con distintos alcances y sin que ello implique coste alguno al proyecto original:

  1. Desde EFINCO hemos dado apoyo técnico al edificio reformándolo en varias ocasiones hasta convertirlo en un EECN, que en estos momentos, se encuentra en fase de ejecución.
  2. La FLC de Asturias (Fundación Laboral de la Construcción)  llevará a cabo un seguimiento  que con posterioridad se editará y adecuará a sus módulos formativos, intentando mejorar desde la práctica la formación en temas de eficiencia energética en edificación.

Hasta la fecha siempre hemos echado en falta información sobre la ejecución de este tipo de proyectos y la cualificación del personal es uno de los problemas que nos ha seguido durante estos últimos años y que a nuestro juicio juegan a la contra para frenar el desarrollo de los EECN.

Creemos que la falta de más proyectos de esta tipología prodría deberse, entre otros factores, a los siguientes motivos:

  • Al no conocer la dinámica de ejecución, para protegerse las constructoras pueden elevar el coste de sus servicios haciendo parecer esta tipología inalcanzable para la mayoría de los demandantes de vivienda.
  • Al no tener experiencia previa, es complejo detectar las ineficiencias en la ejecución, con lo que el resultado puede distar bastante de lo esperado.
  • Puede pensarse que la ejecución es idéntica a la que se venía realizando, pero cambiando los productos a utilizar, sin analizar detenidamente el comportamiento y los requisitos de estos nuevos sistemas.

Por parte de los agentes implicados, se hace necesaria una mayor red de colaboraciones para difundir los distintos aspectos constructivos, el modo de ejecutar y solucionar distintos remates,  para qué, con nuestro esfuerzo, el concepto Eficiencia Energética en Edificación fuera extendiéndose hasta hacerse habitual en nuestro sector  del cual sigue pensándose que estamos anclados en el pasado y que no somos capaces de innovar.

¿A QUÉ LLAMAMOS NZEB O EECN ?

Todos aquellos que seguimos de un modo u otra la eficiencia energética en edificación, nos resulta muy complejo explicar que, un NZEB (Nearly Zero Energy Building)  o un EECN (Edificio de Energía Casi Nula).

Se trata de un concepto que la mayoría de los países de la UE es ya conocido, pero que en España, a pesar de que en el año 2020, todos los edificios de nueva planta deberán cumplir, a día de hoy en 2016, aún no sabemos en que consistirá. Según el documento que adjuntamos a lo largo de este año o el que viene el gobierno comunicará la definición detallada. Cada vez es menor el margen que se da al mercado para adecuarse al cumplimiento de normativa en materia energética y menos aún a la propia Administración si realmente sus edificios han de cumplir en el 2018.

comunicación hoja de ruta

Proyecto Piloto 6424/14/MOVE. Comunicación información art. 9 de la Directiva 2010/31/UE.

Cada uno de nosotros hace cábalas sobre que definición tendrá, y muchos de los edificios que se diseñan bajo estandar pasivo; con demandas muy bajas y consumos de energía  y emisiones de CO2 mínimos no tienen un nombre propio que los diferencia de edificios que se quedan en un cumplimiento de CTE.

La máxima distinción a la que se puede alcanzar es una calificación energética A, que es el dato que figura sin más, en la mayoría de las inmobiliarias de nuestro país, y que es el reconocimiento oficial. Existen en le mercado sellos mucho más estrictos en cuanto al cumplimiento del inmueble en materia energética como puede ser el passivhaus, pero debemos asumir que este distintivo es de carácter privado y por tanto, no gratuito.

Creemos que se debe establecer ya unos criterios razonados para nombrar a unos inmuebles que ya existen en el mercado, y que aún no se les puede poner nombre salvo “CALIFICACIÓN ENERGÉTICA  A” aunque son mucho más. Por nuestra parte vamos a mojarnos y a darle un nombre a lo que debería, o al menos, lo que seguro será un edificio EECN o NZEB basándose en nuestra experiencia y acudiendo a los condicionantes de la normativa legal en materia energética de edificios.

  • Demanda de calefacción, refrigeración y ACS con calificación energética A.
  • Emisiones de CO2 de climatización y ACS con calificación energética A.
  • Consumo de energía primaria en climatización y ACS con calificación energética A.

Con los datos aportados en esta calificación ¿ qué tipo de inmueble creéis que será?, ¿será un EECN?, ¿será una simple CALIFICACIÓN ENERGÉTICA A?. ¿cómo lo llamaríais?.

Creemos que sería importante dar a conocer con mayor rigor la aportación de datos que nos propone la calificación energética de los edificios para conocimiento del verdadero comportamiento de los inmuebles y no solo basarnos en la parte de emisiones de CO2 que no está tan vinculada directamente a consumos como el resto de los valores que aporta la calificación.